Close

19 marzo, 2021

Asumamos Nuestra Hora

Domingo 21 Marzo

Juan 12, 20-33

 

Jesús descifra el momento exacto de completar su misión: “…La hora de que el Hijo del hombre sea glorificado”. Se ubica en el templo de Jerusalén, dice su último discurso público, es la víspera de su arresto y Jesús ve venir el momento de su entrega hasta la muerte.

La presencia de los griegos, que año con año subían para adorar al Dios de los judíos, no porque fuera su dios, sino porque les atraía el Dios que había dado un código de vida a su pueblo, es el detonante. Aquellos griegos ya no buscan al dios de los judíos, ahora buscan a Jesús.

Asumir que ha llegado nuestra hora no es sencillo. Compromete todas nuestras acciones futuras y la vida misma.

Cuando Jesús se pone de pie y decide que ha llegado su hora, ¿de qué hora habla? De la hora de desarrollar a plenitud la misión para la que ha sido enviado por Su Padre. La Hora de Jesús es la hora de incursionar en la donación absoluta de su persona, para dar vida. Es la hora eficaz de modificar la historia, con una muestra suprema de amor; es la hora de la fecundidad que se da solo después de la muerte.

Nosotros podemos descifrar el momento exacto de nuestra vida para asumir nuestra hora, sin miedo a morir en los siguientes cuatro días, como sucedió en Jesús. Asumir nuestra hora implica corregir el rumbo de nuestra vida, iniciar un proceso de donación de nuestra persona que durará los años que dure nuestra existencia. Nuestra hora implica vivir en la urgencia continua de completar la misión para la que Dios nos dio la vida, implica darle un sentido trascendente a nuestra efímera existencia.

Para asumir nuestra hora, no hay edades; cuando llega el momento, se convierte en una fuente de energía inagotable que se mantiene fuerte con la escucha de la voz de Dios que nos acompaña.

 

Oración:

Señor Jesús, nos damos cuenta de que asumir nuestra hora no es fácil. Infúndenos tu espíritu para empeñar los días que nos quedan de vida en completar la misión para la que nos has llamado. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *