Close

13 noviembre, 2020

Las Bondades del Incienso

La Iglesia Católica ha usado incienso durante los servicios religiosos desde hace años. Incluso antes del cristianismo, los israelitas usaban el incienso en la adoración, como lo registra el salmista: “Que mi oración sea incienso delante de ti; mis manos levantadas una ofrenda nocturna ” (Salmo 141: 2).

Varios estudios científicos han confirmado los sorprendentes efectos purificadores del incienso. Uno de estos estudios tuvo como objetivo probar la efectividad de su aplicación para limpiar el aire contaminado con microbios dentro del ambiente de una iglesia investigada del siglo XVII.

Las propiedades antimicrobianas del aceite esencial derivado del incienso, mostraron que poseé un claro potencial como agente antimicrobiano natural. Además, los resultados sugieren una posible aplicación de vapor de B. Carteri EO y humo de incienso como purificadores de aire ocasionales en ambientes sacros, aparte de los rituales diarios de la Iglesia.

También se ha demostrado que quemar incienso tiene el poder de disminuir la depresión. Según la Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental, el incienso ardiente (resina de la planta de Boswellia) activa canales iónicos poco conocidos en el cerebro para aliviar la ansiedad o la depresión. Esto sugiere una clase completamente nueva de medicamentos para la depresión y la ansiedad que podría estar justo ante nuestros ojos.

Sin embargo, demasiado incienso, especialmente cuando no es puro sino mezclado con otras sustancias, puede tener efectos nocivos en el sistema respiratorio. Por esta razón el uso de incienso en los edificios de las iglesias debe ser monitoreado, teniendo en cuenta a quienes sufren de asma y otros problemas respiratorios similares.

El tamaño de la habitación, la pureza del incienso y el volumen utilizado juegan un papel importante en cómo afecta a los presentes y  por ello muchos fabricantes de incienso han estado introduciendo este producto hipoalergénico en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *