Close

21 enero, 2020

Libertad sin Transgresión

Martes 21 Enero

Marcos 2, 23-28

~ El Hijo del hombre también es dueño del sábado ~

Jesús ajusta la interpretación de la ley del sábado. El principio de esta ley, igual que el de cualquier otra ley, es el bien del hombre. En cuanto ésta se aplica como sistema de opresión, pierde su espíritu, ya no estamos obligados a seguirla, sino su espíritu que en el fondo es libertad. Por eso Jesús confirma: “El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado”.

En las formulaciones del Pentateuco, la ley del sábado aparece como una ley humanitaria y social al servicio del hombre. Su espíritu es el descanso laboral para todos, patrones y asalariados. Así se celebraba la liberación de los trabajos de Egipto (Dt 5,12) y se imitaba el descanso del Creador en el séptimo día (Ex 20,8s).

En su paralelo, Mateo introduce que los discípulos tenían hambre. Aquí también, se entiende que los discípulos no segaban el plantío, sino que cortaban algunas espigas para comer; y eso es anterior, en la interpretación de la ley.

Imaginemos a los discípulos de Jesús, ellos gozan la libertad sin trasgresión que les permite la ley vivida en lo esencial. Gozan de participar con Jesús de la libertad y señorío en el amor. La nueva comunidad que forman con él, la nueva alianza con Dios, les abre a la libertad de la religión y a la paz interior.

¿Qué tan libres somos de frente a las leyes humanas o divinas? ¿Cómo actualizamos, cuando menos en nuestro cumplimiento personal, el espíritu de la ley?

Oración:

Señor Jesús, madura mi fe. Que mi relación contigo y con tu Padre, en el Espíritu, sea una experiencia de plenitud en la libertad y el amor.

Permite que en mi familia, ninguno viva las formas de esclavitud de una ley mal entendida. Que nada se interponga entre nuestra vida en libertad y la manera de ejercer el amor con los demás. Amén. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *