Close

16 marzo, 2020

Reconozcamos A Los Profetas

Lunes 16 Marzo

Lucas 4, 24-30

 

~ “En verdad les digo que

ningún profeta es bien recibido en su patria” ~

 

Jesús ha interpretado los sentimientos del público: Médico, cúrate a ti mismo; antes de ocuparte de los males de los demás, remedia los de tu pueblo. Por eso les recuerda otro refrán: Nadie es profeta en su tierra.

Lo que está al centro es la comprensión de la obra de Jesús. Él ha venido para todos. Su misión es universal, no se reduce al pueblo de Israel.

El pueblo, ideologizado, reacciona con violencia. Antes de renunciar a su nacionalismo, quieren matar a Jesús, enviado de Dios. Se complacen en Su ciudad y en su institución.

Aun así, Jesús no se detiene. Pasa en medio de ellos para ejecutar su programa con autoridad y libertad.

Nosotros hoy podemos abrir nuestros horizontes de vida y sacudirnos la pretensión de dominio. Jesús nos recuerda que nadie es dueño absoluto del destino de los pueblos. No tenemos la exclusiva de Dios ni de su salvación. Dios es para todos: creyentes y no creyentes; cristianos y no cristianos. Por eso, en los días de Elías, una viuda no israelí recibe al profeta. Y en los días de Eliseo, el único purificado es un sirio, no un Israelita.

Es probable que hoy necesitemos reconocer a nuevos profetas. Se los descubre cuando son auténticos, abiertos, generosos, con una visión universal de verdad y de bien para cada persona; sobre todo, se los reconoce porque no ofrecen una ideología partidista, sino el bien común.

De entre las personas proféticas que descubramos en nuestra sociedad, distingamos a Jesús, a quien a veces hemos querido despeñar. Descubrámoslo, porque él es el único que puede abrir nuestros horizontes hacia la vida del mundo y hacia la de Dios.

 

Oración:

Señor Jesús, gracias por el don de tu profetismo. Permíteme abrir mis horizontes y encontrar tu proyecto de salvación.

Que junto con mi familia cuidemos de no echar por la borda, en el despeñadero, tu Palabra ni la vida de tus sacramentos. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *