Close

24 julio, 2020

Seamos Grandes en el Servicio

Sábado 25 Julio Santiago Apóstol

Mateo 20, 20-28

 

~ De la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir

y a dar su vida como rescate por muchos ~

 

La ambición de Santiago y Juan, pueda sorprendernos: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y otro a tu izquierda en el día de tu gloria”. Nos preguntamos ¿Cómo es posible que después de conocer a Jesús tan de cerca, las veces que lo vieron asistir con humildad a los enfermos, marginados sociales e incluso muertos, sus discípulos sigan sin entender que Él propone el camino contrario al poder y la dominación? Parece increíble. Sin embargo, es de lo más común, sucede incluso a nosotros. Podríamos traer las imágenes de las ocasiones en que hemos pretendido una ventaja sobre los demás.

Seamos los primeros, no al modo en que entienden los dos discípulos, sino al estilo de Jesús. Se trata de invertir toda lógica humana. Intentar su programa, que implica la decisión de desgastarse o incluso dar la vida por quien no tiene posibilidades de levantarse por propia cuenta.

Seamos grandes ejerciendo el servicio y la donación de nuestras personas, no por una decisión ética o religiosa; ni siquiera para estar cerca de Dios, ni para salvar al mundo, sino por puro amor, por misericordia, porque estamos convencidos de que no hay un camino más maravilloso de vivirse que este; ningún otro para trascendernos y para superar los condicionamientos del mundo.

Dejemos de dar el lugar a los poderosos y dominadores del mundo. Dejemos de tratar a los demás como ellos lo hacen, como si fuéramos sus dueños. Dejemos de oprimir.

Seamos grandes, descubramos lo que en verdad necesita nuestro ser querido, y sirvámoslo; veamos las necesidades de quienes pasan por nuestra orilla, o nos buscan, y sirvámoslos, excluyendo cualquier asomo de dominio o prepotencia. Demos a cada quien el servicio y la misericordia que más está necesitando para ser libre.

 

Oración:

Señor Jesús, ayúdanos a ser libres, a no depender del poder temporal para satisfacer nuestras necesidades de reconocimiento y de estabilidad económica.

Permítenos en familia servir desde el universo de tu amor y ocupar el mejor lugar junto a ti en la caridad. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *