Close

24 mayo, 2024

Vivamos a Dios

Domingo 26 Mayo, La Santísima Trinidad

Mateo 28,16-20

Cada año, el día de hoy, nos acercamos al misterio de Dios en su augusta Trinidad. Intentamos comprender por qué Dios es Trinidad de personas y acabamos diciendo que eso es un misterio. Es verdad, Dios es un misterio, pero un misterio en el que estamos incluidos nosotros.

Las personas para las que escribe el autor del Deuteronomio, no sabían que Dios era Trinidad de personas, aunque lo experimentaban trinitariamente; este conocimiento nos lo dio Jesucristo; Él es el revelador de Dios; Él es quien nos deja conocer el misterio insondable de Dios. Nos enseñó que Dios es su Padre amoroso, que Él mismo es Dios que ha venido a salvarnos, y que el Espíritu es Dios dador de vida.

Al leer las lecturas de la Palabra de Dios que hemos escuchado, encontramos esta constante: que Dios es cercano, que Dios desea una relación personal y que a Dios trino se le puede vivir desde ahora, antes de nuestra muerte y resurrección. Por eso escogemos como tema para este domingo: “Vivir a Dios”. Es más necesario meditar nuestra relación con Dios que es trino, que rebuscar por qué es trinidad de personas.

Cuando le decimos a una persona: ¡Vive el momento! O ¡Vive el ahora! ¿Qué decimos? Me parece que decimos: no pierdas esta oportunidad, aprovecha este momento, porque no volverá, etc. Con un sentido similar decimos hoy: ¡Vive a Dios! Es decir, aprovecha que Dios es tan cercano, para entablar con Él una relación más íntima; no tienes que esperar hasta que mueras para entrar en el misterio de Dios y descubrirlo plenamente como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ya desde ahora, podemos pregustar y avanzar en nuestra relación personal y directa con Él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *