Close

Tienda

Los Silencios De Dios

$20.00

(39 pág.)
-¡Pues ya qué hombre! Vámonos, súbete al triciclo. No quisiste velar a tu mujer y ahora vas a velar al intruso. ¿No crees que desde anoche te lo envió Dios para que lo velaras? Pero como tú no querías velar a nadie, pues… hasta lo dejó morir para que hicieras tu apostolado.-

SKU: R14 Categoría:
Back to top