Close

27 mayo, 2022

Seamos Testigos Con Poder

Domingo 29 Mayo

La Ascensión del Señor

Lucas 24, 46-53

 

~ Ellos, después de postrarse ante él.

Se volvieron a Jerusalén con gran gozo,

y estaban siempre en el Templo bendiciendo a Dios ~

 

En la Ascensión, los discípulos ven cómo se va Jesús. Es extraño que, a pesar de vivir la despedida, en lugar de tristeza experimentan una profunda alegría. La razón es que los discípulos no se sienten abandonados; experimentan la presencia del Resucitado de una manera nueva y poderosa. Tienen que permanecer por un tiempo en Jerusalén, para ser revestidos de poder.

 

Cuando pensamos en la Ascensión, es probable que nos vengan imágenes de subida como las de un cohete espacial. Jesús no sube de esa manera; se entiende que va más allá de nuestras realidades limitadas al tiempo y el espacio. Jesús pasa del tiempo a la eternidad, y en este sentido no se va, sino que cambia su modo de presencia.

 

Con la Ascensión de Jesús, se inaugura el tiempo de la Iglesia. Es el tiempo de la misión a través del testimonio. Nosotros, nuevos testigos revestidos con el poder del Espíritu Santo, estamos llamados a mirar hacia arriba, igual que los primeros testigos. Mirar hacia las realidades del cielo es una capacidad que el mundo ha perdido, por eso la misión de Cristo es más necesaria que nunca. El mundo necesita aprender a elevarse al nivel espiritual y a narrar la historia de una manera creyente, sin censuras. Los mirones pasivos e indolentes que no se involucran en el sufrimiento humano, tienen que convertirse y experimentar a Dios presente en el mundo. Aun quienes viven de manera diferente las realidades sobrenaturales, pueden gozar desde ahora del beneficio del testimonio con poder.

 

Oración:

Señor Jesús, no dejes que yo me quede parado o paralizado mientras tú vuelves. Ayúdame a predicar a cuantos pueda, la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados.

 

Haz que junto con los míos, en familia, volvamos a la Jerusalén de los discípulos, es decir a nuestras realidades, y sin romper con el orden de la religión, cuidemos que tu proyecto se cumpla. Permítenos constatar el cumplimiento de tus promesas y ser en medio de nuestros ambientes, testigos con poder. Amén.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.